fbpx

Si te gustan los helados, te encantarán los fondos de inversión

Si la memoria no me falla, era un día de primavera de 2014 cuando, tras mucho leer sobre invertir en bolsa, de casualidad descubrí los fondos de inversión.

Era un producto financiero que me sonaba. Aunque, como suele ser habitual, lo asociaba a ricos y gente de traje y corbata. Algo que no estaba al alcance del ciudadano de a pie.

Sin embargo, como soy muy curioso, empecé a leer e investigar sobre el tema porque me topé con algo que captó mi atención.

Por lo que había podido leer, los fondos de inversión eran la herramienta que había estado buscando para poder diversificar a lo grande. Llevaba algunos meses trasteando con las acciones de bolsa, pero al haber destinado poco dinero, no me podía permitir el lujo de comprar acciones de una gran cantidad de empresas que me gustaban por su alta cotización.

Te hablé muy por encima de este tema cuando comenté las opciones de inversión para tu jubilación. Además, te hablé de algunas ventajas respecto a los planes de pensión.

Por circunstancias de la vida, la redacción de este artículo coincide con una triste noticia.

El pasado 16 de enero nos ha dejado una de las personas más importantes en el mundo de la inversión. Puede que no te diga nada su nombre: John C. Bogle.

Jack para los amigos.

No ha encabezado la lista de los más ricos del mundo pero su aportación a las inversiones, tiene un valor incalculable.

Te hablaré de él más tarde.

Así que, hoy voy a hablarte de los fondos de inversión.

Qué es un fondo de inversión

Para que lo entiendas sin tecnicismos, te voy a explicar la principal utilidad de un fondo de inversión con un ejemplo.

Lo vas a entender. Es súper fácil.

Imagina que tienes 1.000 € listos para invertir. Te encantaría tener unas cuantas acciones de diferentes empresas que has estudiado y analizado.

Quieres comprar acciones de: Alphabet (Google), Netflix, Amazon y Coca-Cola.

Sin embargo, cuando miras sus cotizaciones, te encuentras lo siguiente:

  • Alphabet: $1.000
  • Netflix: $300
  • Amazon: $1.600
  • Coca-Cola: $50

No puedes comprar 1 acción de cada empresa. Eso supondría un coste de $2.950, además del coste por cada operación de compra, que suponemos que es de $10. Con el coste de compra, necesitaríamos $2.950 + $10 x 4 acciones = $2.990.

Tú sólo tienes 1.000 € que al cambio, suponemos que son $1.100. No te llega más que para un buen puñado de acciones de Coca-Cola y Netflix. O en tal caso, 1 acción de Alphabet.

Aquí es donde entra en acción una gestora que tiene un fondo de inversión compuesto por esas 4 acciones, ponderadas equitativamente.

Pero… ¿cómo lo hace?

Pues muy sencillo, ten en cuenta que un fondo de inversión es una herramienta de inversión colectiva. Además de tu dinero, este fondo recoge el dinero de otras muchas personas y lo invertirá proporcionalmente en cada acción. A cambio, tú recibirás participaciones en ese fondo. Mientras que la gestora por su parte, se encargará de administrar el dinero en busca de obtener rendimientos.

gráfico fondos de inversión
Gráfico sencillo que representa cómo funciona un fondo de inversión

Ahora voy a contarte cómo una gestora puede ayudarte a encontrar el fondo más adecuado para ti.

El papel de la gestora de fondos de inversión

Imagínate que una gestora de fondos o sociedad de inversión colectiva es una heladería.

¿Una heladería?

Sí, déjame que te lo explique 😉

Conozco a poca gente a la que no le gusten los helados. Sin embargo, no a todos les gustan los mismos tipos de helado.

En una heladería puedes encontrar la típica tarrina, el cucurucho (que suele ser de varios tipos de galleta), los helados con palo de madera y los helados que te sirven en copa de cristal.

Una vez has elegido qué tipo de helado quieres, es el momento de elegir el sabor. Y aquí, sí la heladería es de calidad, tendrá una grandísima variedad de sabores. Puedes elegir los sabores típicos, pero también hay helados hechos a base de leche, de agua, con fruta natural, sin lácteos, etc.

Aquí es donde tú eliges el gusto y el tamaño de tu helado.

No hay un helado mejor que otro, ya que tus gustos son distintos que el del resto de personas.

helado fondos de inversión
Esto también lo predijeron Los Simpson

Vale, vale… pero, ¿qué tiene que ver esto con un fondo de inversión?

Muy sencillo.

Una gestora tiene una gran variedad de fondos y con distintos tipos de activos para poder satisfacer a todos sus clientes.

Los diferentes sabores de los helados, son los activos que encontramos dentro de los fondos de inversión.

Voy a hablarte de ellos.

Activos de un fondo de inversión

Como existe una gran variedad, te daré una breve explicación.

Renta Variable, son fondos que invierten prácticamente todo el capital en acciones de bolsa. Suelen ser activos de riesgo, pero que pueden dar un retorno de muchas ganancias.

Renta Fija, estos invierten en activos financieros de deuda, como son las obligaciones, bonos o pagarés. Son mucho más conservadores que los de renta variable y, en consecuencia, el rendimiento es menor.

Mixtos, son aquellos que combinan renta variable y renta fija.

Monetarios, son similares a los de renta fija ya que invierten en deuda pública. Sin embargo, lo hacen en activos con vencimientos cortos (máximo 2 años) y con mayor liquidez.

Garantizados, son fondos que, como su nombre indica, pueden asegurar total o parcialmente la recuperación del capital invertido, además de una rentabilidad fija o variable.

De retorno absoluto, son fondos que no siguen ningún índice de referencia y buscan obtener grandes rentabilidades en un periodo determinado independientemente de cómo se comporten los mercados financieros. Se les puede denominar también hedge funds o de gestión alternativa.

Globales, son fondos que no encajan con ninguno de los anteriores. Tienen la libertad, en pocas palabras, de hacer lo que les dé la gana. No fijan porcentajes, ni mercados, ni sector, ni zona geográfica… nada. Suelen tener alto nivel de riesgo.

Ahora que ya conoces los activos más comunes de los fondos, ¿sabes que los fondos también se pueden diferenciar dependiendo del tipo de gestión?

Tipo de gestión de fondos de inversión

Como has podido ver, la gestora tiene en su equipo una serie de profesionales que realizan las operaciones de comprar o vender activos y gestionar el patrimonio de los inversores.

Sin embargo, en este caso existen dos tipos de gestión de fondos: gestión activa y gestión pasiva.

Pero antes, quiero nombrarte a los índices de referencia, también llamados benchmark.

Te pongo unos ejemplos: El Ibex35 es el índice de la bolsa española, así como el S&P500 es el índice de la bolsa de USA y el MSCI World es el índice mundial.

Cada uno de ellos es un benchmark.

¿Qué tiene que ver esto con la gestión de un fondo?

Ahora lo verás.

Fondos de gestión activa

En este tipo de fondos, la gestión se realiza de forma activa por profesionales. Éstos administran el patrimonio del fondo y van tomando decisiones de compra o venta de activos a lo largo del tiempo con el fin de maximizar la rentabilidad.

Normalmente, cuentan con bastantes profesionales, entre los que puedes encontrar analistas, corredores (conocidos normalmente como traders), además de los propios gestores y el director de inversiones.

Suelen ser los más comunes.

En la actualidad, están surgiendo muchos fondos de gestión activa administrados por particulares. Son los llamados fondos de autor. Suelen ser fondos en los que el gestor cuenta con un gran prestigio. En ocasiones, tiene más relevancia y protagonismo que la propia gestora.

En cualquier caso, el objetivo principal de los fondos de gestión activa es el de tratar de mejorar los resultados obtenidos respecto al índice al que hacen referencia, el benchmark del fondo.

Ventajas

Si haces una buena elección de un fondo de gestión activa, puedes conseguir rendimientos superiores al índice de referencia. Estos fondos existen porque hay grandes gestores que son capaces de batir los índices en el medio plazo.

Desventajas

En el largo plazo, son muy pocos los fondos de gestión activa capaces de seguir la estela del índice. Un mal año por malas decisiones o por una mala elección de activos puede repercutir muy negativamente en el largo plazo.

Además, al ser sociedades en las que cuentan con muchos profesionales gestionando y controlando el patrimonio, hay que tener en cuenta las comisiones y los costes asociados.

Fondos de gestión pasiva

Al principio del artículo te hablaba de John C. Bogle y ha llegado el momento de hablar de él.

En pocas palabras, Jack es el padre de la gestión pasiva y fundador de The Vanguard Group, la mayor gestora del mundo. Además, fue una de las 100 personas más influyentes del mundo según la revista Time.

En 1975 tuvo una idea aparentemente sencilla. Fue la de crear el primer fondo que replicase el índice S&P 500, sin preocuparse de intentar batirlo.

Al replicar el S&P 500, únicamente tenía que asegurarse de que el dinero se repartiese en los diferentes activos de la misma forma que en el índice. De esta manera, Jack logró que los costes de gestión y comisiones disminuyeran.

Según la filosofía de los fondos de gestión pasiva, el mercado es eficiente y, a largo plazo, es difícilmente superable. Por eso, desaparecen los riesgos de que los gestores tomen malas elecciones y decisiones.

El objetivo de los fondos de gestión pasiva, también llamados fondos indexados, es el de copiar los movimientos del índice al que hacen referencia para obtener los mismos resultados.

Dentro de los fondos de gestión pasiva pueden ser de distribución y de acumulación.

Esto es muy sencillo de explicar.

En un fondo de gestión pasiva compuesto por activos de renta variable, las acciones de bolsa que lo componen, reparten dividendos. Los fondos de inversión pueden hacer dos cosas, repartirlos o acumularlos en el fondo y así aprovechar el factor del interés compuesto.

Ventajas

Es la forma más sencilla de invertir y, además, de las que conozco personalmente, la que tiene menores costes y comisiones.

Hay muchos estudios que demuestran que a largo plazo los fondos de gestión pasiva obtienen mejores rendimientos que los de gestión activa.

Desventajas

Como no existe la figura de un gestor que está tomando decisiones, es posible que algunos años los fondos de gestión activa logren mejores resultados.

En estos fondos, se invierte en activos que posiblemente no escogerías de forma individual. También, en aquellos que están de moda ya que han ganado peso en el mercado.

No es un instrumento financiero únicamente para ricos

Los fondos de inversión siguen siendo un instrumento financiero bastante desconocido para la mayor parte de ahorradores. La mayoría de la gente, prefiere ahorrar a través de los depósitos y cuentas corrientes. Sin embargo, los fondos de inversión pueden ser una grandísima herramienta para hacer crecer tus ahorros.

Los fondos de inversión no son sólo para los ricos. Cualquiera puede invertir en ellos.

Te lo digo por experiencia, los llevo usando varios años y estoy muy contento.

Así que, voy a darte una serie de detalles que puede que te animen a invertir en ellos.

Cantidad mínima a invertir en fondos de inversión

A diferencia de las acciones de bolsa, dónde el precio de la acción indica la cantidad mínima que puedes invertir, en los fondos de inversión puedes aportar la cantidad que quieras.

No hace falta tener mucho dinero para poder invertir en ellos. De hecho, la mayor parte de los fondos no tienen importe mínimo para su contratación.

Hay algunos fondos mucho más especializados y prestigiosos que sí que tienen una participación mínima.

Otra práctica habitual es que, en función de la cantidad de dinero que aportes al fondo de inversión, la comisión sea mayor o menor. A mayor cantidad, menor comisión.

A diferencia de las acciones de bolsa, donde vas a tener que pagar siempre la comisión de compra de acciones, en la mayoría de fondos es muy baja o no la aplican. Esta ventaja te ofrece la posibilidad de poder hacer aportaciones periódicas con cantidades bastante bajas.

Si realizas aportaciones a tu fondo de inversión de forma mensual, te protegerás frente a los vaivenes del mercado.

Ya que las he mencionado, voy a hablarte de las comisiones.

Comisiones de los fondos

Este es uno de los puntos importantes a tener en cuenta en cualquier producto financiero.

Una de las grandes ventajas de los fondos de inversión es que, eligiendo una buena gestora, puedes encontrar unas comisiones realmente bajas.

Existen varios tipos de comisiones, pero las más comunes y las que te recomiendo tener en cuenta son las siguientes:

Comisión de suscripción, es la que aplican a la hora de suscribirte a un fondo y la restan de la cantidad invertida. Encontrarás bastantes fondos que no cobran esta comisión.

Comisión de reembolso, es la que la gestora cobra en el momento en el que el inversor se deshace de sus participaciones para cobrar su inversión. Es una comisión que hay que tener en cuenta ya que, dependiendo de la duración de la inversión, puede variar.

Comisión de gestión, es la que cobra la sociedad de inversión en la que tienes contratado tu fondo por sus servicios. Esta comisión varía bastante en función de si es un fondo de gestión activa o pasiva.

Comisión de custodia, es la que se aplica por el mantenimiento de los activos que forman parte de la cartera. Puede variar dependiendo del fondo, pero al igual que los anteriores, hay gestoras que no la aplican.

A continuación, puedes ver una tabla con las comisiones máximas permitidas en cada uno de los casos:

comisión maxima fondos inversión

Dónde se contrata un fondo de inversión

Los fondos de inversión se suelen contratar en entidades bancarias.

Así que, lo primero que dirás es: “perfecto, voy a ver a mi banquero de confianza”.

¡Cuidado! Porque seguramente tu comercial banquero de confianza te querrá enchufar el fondo del banco, compuesto por acciones del mismo y de cualquier otro activo que se les ocurra.

Es importante que te informes previamente, ya sea por tu cuenta o con un buen asesor financiero.

Si lo haces por tu cuenta, puedes encontrar información importante de los fondos como su valoración, resultados históricos, comisiones, etc. Lo puedes hacer desde el buscador de Morningstar.

Dedicaré un artículo a hablar de este y otros temas interesantes referentes a los fondos de inversión. No te preocupes 😉

Pero, voy a adelantarte algunas de las comercializadoras de fondos más interesantes del mercado: Bankinter, BNP Paribas, Andbank, Self Bank, Renta 4 Gestora, Inversis Banco, Openbank, …

¿Cuándo se puede recuperar el dinero de un fondo de inversión?

Respuesta corta: cuando tú quieras.

A diferencia de los planes de pensiones, donde tu dinero queda atrapado hasta que te jubiles o cumplas alguna de las dramáticas condiciones que te conté (puedes leer el artículo aquí), los fondos de inversión son un instrumento financiero líquido.

Esto quiere decir que puedes disponer de tu dinero cuando lo necesites. Esto es algo muy importante.

Sin embargo, te recomiendo que, si inviertes en este instrumento financiero, lo hagas por un periodo de tiempo relativamente largo.

Un horizonte de inversión de 15 años te puede generar unos buenos rendimientos. Cuanto mayor sea el tiempo que mantengas la inversión, las crisis que vayan surgiendo de forma periódica tendrán menos impacto en tu rendimiento.

Fiscalidad de los fondos de inversión

Los fondos de inversión tributan como rentas del ahorro.

Esto es una gran ventaja comparado con los planes de pensiones que lo hacen como rentas del trabajo.

Esto quiere decir que, del dinero que retires de un fondo de Inversión, únicamente tributas por las plusvalías (ganancias) que hayas obtenido del mismo.

Los tramos de la fiscalidad del ahorro son los siguientes:

fiscalidad rentas ahorro 2019

Además, cuentan con una grandísima ventaja fiscal respecto a otros activos financieros. Y es que, el traspaso entre fondos está exento de tributación.

Dicho de otra manera, si tú tienes un fondo de inversión y quieres traspasar el capital invertido a otro fondo, no tendrás que pagar impuestos por las ganancias obtenidas.

Al realizarse el traspaso de capital en la propia gestora o entre distintas gestoras, tu dinero no pasa por tus manos y a efectos prácticos, no tienes que declarar nada.

Rentabilidad de los fondos de inversiones

A estas alturas, ya has leído sobre una gran cantidad de fondos de inversión diferentes.

Por eso, debes tener en cuenta que mis comentarios sobre la rentabilidad están basados en mi experiencia: son opiniones. Así que, voy a aprovechar un gráfico de Morningstar para hablarte, a grandes rasgos, de rentabilidades reales.

rentabilidad activos financieros
Fuente: Morningstar

Si te fijas en el gráfico, se muestra la rentabilidad obtenida en diferentes activos. Puedes observar qué habría sucedido si en 1998 hubieses invertido $1 hasta 2017. Todo ello, comparado con la inflación, que es un factor muy a tener en cuenta.

  • En ese periodo, las empresas de baja capitalización (small stocks) han obtenido un total de $6,69, lo que ha dado un rendimiento medio anualizado de un 10%.
  • Las grandes empresas (large stocks), han obtenido $4,01. Un 7,2% de rentabilidad anualizada.
  • Los bonos del gobierno, en tercer lugar, con unas ganancias de $3,65. O lo que es lo mismo, una rentabilidad anual del 6,7%.
  • Por último, las letras del tesoro (treasury bills), han obtenido $1,46. Ligeramente por debajo de la inflación.

Los dos primeros casos podrían replicarse con fondos de inversión de renta variable. Mientras que, los bonos y las letras del tesoro son renta fija.

Si analizas bien el gráfico, verás como en las crisis de 2001 y 2008 la renta fija apenas osciló. La renta variable bajó violentamente para, posteriormente, volver a subir con fuerza.

Mi opinión sobre los fondos de inversión

Es una herramienta que, desde que la conocí, ha despertado totalmente mi curiosidad.

Me ha hecho sentirme un poco como si fuese Warren Buffett. Me ha permitido poder invertir en acciones, zonas geográficas y sectores que me interesaban. Sin embargo, de haberlo hecho de forma manual, habría tenido que estar muy pendiente de los movimientos de la bolsa para ir equilibrando mi cartera de acciones.

Para mí, los fondos de inversión de gestión pasiva (o fondos indexados) han sido un gran descubrimiento.

Uno de mis pilares de inversión es una cartera Bogleheads, compuesta por 3 fondos de renta variable y 2 de renta fija. Es por eso que le debo tanto al señor John C. Bogle.

Es posible que te queden muchas dudas todavía por resolver.

No te preocupes.

Voy a dedicar más artículos a explorar los diferentes tipos de fondos de inversión, dónde puedes contratarlos y qué fondos bajo mi punto de vista, resultan especialmente interesantes para el futuro.

Además, espero que con la información que te he dado, investigues más sobre el tema.

Ya sabes, los helados que me gustan a mí, no tienen por qué gustarte a ti.

Ha empezado 2019 y, si uno de tus propósitos era invertir, ¿por qué no comienzas a invertir en un fondo de inversión?

De hecho, una de las mejores formas que conozco de invertir de forma totalmente pasiva y automatizada es con los fondos indexados. Si te interesa el tema, te animo a que te suscribas, así te mantendré informado de artículos tan interesantes como este. Puedes hacerlo desde el cajetín color mostaza que encontrarás más abajo.

Si además te apetece, déjame un comentario y comparte el artículo.

Te espero en el siguiente 😉

LM-PopBoxes

¿Te gustaría ahorrar más?

Descarga la guía para descubrir ejemplos de gastos reales para ayudarte a ahorrar dinero.

Sobre el autor de este artículo

Mario Díez
Mario Díez
Soy un curioso empedernido al que le encanta aprender y compartir. Ahorrador desde pequeño e inversor autodidacta. Te ayudo a mejorar tus finanzas personales compartiendo contigo todo lo que sé de forma atrevida y sin pelos en la lengua. Fácil, sencillo y para toda la familia. Puedes leer más sobre mi aquí.
Mario Díez
Mario Díez
Soy un curioso empedernido al que le encanta aprender y compartir. Ahorrador desde pequeño e inversor autodidacta. Te ayudo a mejorar tus finanzas personales compartiendo contigo todo lo que sé de forma atrevida y sin pelos en la lengua. Fácil, sencillo y para toda la familia. Puedes leer más sobre mi aquí.

4 comentarios en “Si te gustan los helados, te encantarán los fondos de inversión”

  1. ¡Enhorabuena Mario! Sin duda, uno de los más interesantes artículos que has escrito.

    Gracias a que me descubriste esta forma de inversión el verano pasado he podido pasar a la acción y ya este va a ser el sexto mes que hago aportación a mi fondo boogleheads. ¡Mil gracias crack!

    Si todo sale bien, y las previsiones que te pasé en aquel Excel se cumplen, en 15-20 años, estaré muy tranquilo económicamente.

    Animo a la gente a que le eche un buen vistazo a este tipo de inversión y que siga atento al blog porque vendrá información súper interesante sobre este tema

    Esperando al siguiente post crack. ¡Sigue así!

    Responder
    • ¡Qué grande eres Carlos!

      Jajajajajaja y la de dolorcitos de cabeza que me ha traído hilar todas mis películas. Me he dejado mucha info en el tintero que explicaré en artículos venideros 😛

      Seguro que te vas a ir animando con los siguientes artículos. Estoy trasteando un método de inversión que es súper curioso 😉 Y de momento, dando ya más del 10% de rentabilidad anual!!!

      Para el siguiente post tal vez haga una encuesta 😛

      ¡Un abrazaco!

      Responder

Deja un comentario

Antes de que te vayas ¿quieres un regalo?

Descarga la guía y descubre cómo ahorrar más de 1.000 € al año sin dejar de divertirte.

  • 100% libre de Spam, te lo prometo.