fbpx

Los 5 imprescindibles si ganas la lotería

Cada año la misma película.

Cae la bolita, cantan un número y alguien se lleva el Premio Gordo. Los ganadores empiezan a salir corriendo hasta la Administración de Lotería con la botella de cava de rigor, y en algunos casos con el décimo bien visible.

Es entonces cuando aparecen los medios de comunicación, preparados con sus luces, cámaras y micrófonos. En cuanto aparece el primer agraciado, van a por él y tras felicitarle por ser un premiado, la pregunta estrella que le hacen es:

“¿En qué se va a gastar el premio?”

A eso, casi siempre se responde con lo mismo:

  • Pagar mis deudas
  • Irme de viaje
  • Comprarme un piso
  • Cambiar de coche
  • Dejar el trabajo

El común denominador de esas respuestas es el mismo. Van a adquirir pasivos que les van a seguir sacando dinero de sus bolsillos.

No es muy inteligente, pero es respetable.

Uno de los muchos problemas de nuestros días, es que en esta sociedad es que no sabemos tener dinero.

Esto sucede principalmente por la falta de educación financiera y por vivir con mentalidad de escasez.

Si hablamos de una lotería de Navidad, puede que pienses que esos 400.000 € te pueden solucionar la vida. Aunque a día de hoy, difícilmente resuelven nada ni sacan de la pobreza a nadie si no sabes cómo utilizarlos.

Es un buen pellizco, sí.

Así que te voy a hablar de las cosas que debes y no debes hacer si te toca la lotería. Cualquier tipo de lotería, desde la de Navidad o el Niño, pasando por la Primitiva o Euromillones.

¡Te ha tocado la lotería! … ¿Y ahora qué?

Ponte en situación.

Estás en tu casa con el boleto en tus manos. Compruebas los números una y otra vez y te quedas totalmente atónito.

Por un momento, tu cerebro se queda en blanco. No sabes si gritar o llorar.

Pero cuando te recuperas del shock, empiezan a pasarte ideas por la cabeza con una velocidad endiablada.

Tu primera reacción será la de empezar a gritar como si no hubiese mañana. Seguramente, imagines tu cuenta bancaria con más ceros de los que hayas visto nunca.

Sin embargo, es el momento de parar y tener la cabeza fría.

¿Sabes que un gran porcentaje de nuevos ricos, gracias a la lotería, acaban en bancarrota a los pocos años de haberla ganado?

1.  Evita gritarlo a los cuatro vientos

Es la reacción instintiva y lo primero que se te viene a la cabeza cuando te toca semejante premio. Tanto si te toca una lotería de Navidad como un Euromillón, una de las primeras cosas que se te pasará por la mente es la de contárselo a todo el mundo.

Ponerte a gritar a los cuatro vientos que te ha tocado semejante cantidad de dinero es el peor error que puedes cometer.

Menor ganador premio loteria
Un menor mostrando a un periodista su décimo ganador de la Lotería del Niño de 2019

En el momento en el que esa información sale de tu boca, deja de ser tuya y empieza a ser de otras personas. Entonces, ya no sólo depende de ti que se mantenga ese secreto, sino de que esa gente también se mantenga callada.

Hacerlo te puede traer los siguientes problemas.

Tus amigos y conocidos van a cambiar su punto de vista de ti

El dinero genera muchas envidias.

Seguramente, la gente te deje de ver como realmente eres y te empiecen a ver cómo al tipo al que le ha tocado un premio de lotería.

Es así.

Por mucho que no lo quieras ver, el dinero puede cambiar completamente la percepción que tienes de alguien.

Mucha gente cercana a ti, empezarán a verte de una manera interesada. Habrá gente que tratará de sacar tajada de ti. Incluso habrá gente que te haga chantaje emocional con el tema del dinero, aludiendo a que siempre han estado a tu lado.

Incluso puede que dejen de verte como un amigo para verte como un cajero automático. Muchas amistades que tú creías que eran tal, te pueden empezar a reclamar cosas ya que ahora te va bien y asaltarán con frases como:

“¿Por qué no me das? Eres un egoísta con lo que he hecho yo por ti…”

Dependiendo de tu situación personal, incluso puede que rompa tu familia.

No te olvides de lo siguiente:

Mucha gente querrá que te vaya bien… pero nunca mejor que a ellos.

Así que, el mejor consejo que puedes seguir en estos casos, es el de saber ser muy selectivo de quien va a disponer de esta información.

Los amigos de lo ajeno van a estar encantados de conocerte

Uno de los grandes peligros de ir corriendo a la administración de Lotería donde has adquirido tu boleto ganador, es que allí te van a estar esperando periodistas.

¿Estás seguro que quieres que todo el país sepa qué cara tiene el ganador del premio?

Yo de ti, me lo pensaría dos veces.

Prácticamente todo el mundo tiene un precio.

Hasta la persona más íntegra y ética puede corromperse por un módico precio.

Ponerte a gritar delante de las cámaras no es algo inteligente. Sobre todo, cuando todavía no has cobrado el premio y muestras el boleto en la mano o lo tienes escondido en algún lugar de casa.

La gente puede llegar a ser muy mala. En algunos casos, capaz de hacer cualquier barbaridad por dinero y más por ese tipo de cantidades.

Si permites que se difunda el rumor de que te ha tocado, es probable que exista alguna persona que piense en robártelo.

Y ya no es únicamente eso, sino que te puedan coaccionar para llevarse una parte o la totalidad de ese premio.

A día de hoy, con una simple denuncia falsa podrías acabar pagándolo muy caro, por poner un ejemplo. Podría nombrar también que alguien desvalijase tu casa o un posible secuestro. No sería la primera vez.

Hay gente capaz de hacer estas cosas.

2.  Cobra el premio de forma segura

Este es uno de los puntos críticos que pueden marcar si vas a hacer bien las cosas o vas a acabar siendo un coladero de dinero.

Estás acostumbrado a ingresar 4 cifras en tu banco a través de tu nómina. Pero, en el momento en el que vas a ingresar 6 o más, el banco te va a ver con otros ojos.

Sinceramente, al banco le da absolutamente igual que quieras hacer con tu premio. Lo único que le va a interesar es que ingreses el premio en su banco y tratarán de hacerlo a toda costa. Además, intentarán encasquetarte alguno de sus productos fétidos para empezar a sacarte más dinero.

Así que, antes de hacer nada, plantéate lo siguiente.

Contrata un buen abogado

Si has sido capaz de mantener a buen recaudo tu secreto, antes de ir al banco a cobrarlo deberías asesorarte.

En cuanto el premio sea superior a unos cientos de miles de euros, es muy aconsejable que te busques un buen abogado.

No te busques al abogado aquí de tu pueblo, ni al primo de tu cuñado.

Te conviene buscar a alguien que trate con gente que maneje grandes cantidades de dinero para que no te tomen por un pardillo y te la metan doblada en el banco.

Si en vez de una lotería de Navidad te ha tocado un bote de Euromillón, entonces encuentra al puto amo de los abogados. Búscate a uno que se mueva con gente grande, con peces gordos. Ese que se codea con los más grandes y que se sabe técnicamente todas. En la práctica, el precio de ese abogado para ti ya no es un problema y más vale prevenir que curar.

Una vez tengas a ese buen abogado, hazle firmar un contrato de confidencialidad. Así te asegurarás mantener tu anonimato. Una vez hecho eso, cuéntale tu situación.

Cuando hayas comentado todo con tu abogado, es hora de ir a cobrar el premio.

Estudia dónde cobrar el premio

Ese buen abogado te puede ayudar a evitar que el banco te la quiera meter doblada.

Seguramente, cuando sepan de tus intenciones y de tu premio, te va a tratar como nunca te han tratado porque llegas con mucho dinero.

Igual hasta te reciben con caviar y champagne, sin ningún problema.

Pero debes grabarte en la mente que el banco únicamente quiere hacer dinero contigo. El banco te la va a intentar colar porque el banco no es tu amigo.

Si el premio es millonario, es muy probable que te ofrezcan un coche, una casa en Toscana y hasta un pequeño barco (nótese la exageración). Pero, hay que tener cuidado, ya que no es oro todo lo que reluce y puede que te la estén colando con comisiones ocultas.

Es por este motivo por el que anteriormente te has buscado al mejor abogado.

Lo primero que hará es obligar al banco a firmar una cláusula de confidencialidad. Además, va a desmontar cualquier triquiñuela que te quieran hacer.

Si hubieses ido tú sólo al banco, sin tener ningún tipo de conocimiento financiero, acabarías regalando el dinero y les saldrías muy rentable.

El banco nunca pierde y para tener la posición dominante, tienes a tu abogado.

Finalmente, la decisión de qué banco elegir es, claramente, el que mejores condiciones te ofrezca y el que más se adapte a lo que buscas.

Si quieres continuar manteniendo el anonimato, lo mejor que puedes hacer es no acudir a una sucursal de tu barrio o pueblo. Hazlo donde no te conozcan.

Si eres muy paranoico, puedes contratar un par de Dimitris. Uno para que te escolte hasta la sucursal para cobrar el premio, y a otro (¿Dimitri Uralov?) para que te asesore financieramente.

3.  La cabeza va encima del cuello

Como te comenté al principio, lo primero que piensa prácticamente la mayoría de gente es en qué gastar el dinero del premio.

Y es que, al recibir una cantidad tan grande que jamás has llegado a manejar, se puede llegar a perder el control y olvidar el valor del dinero.

La mayoría de los agraciados por premios de lotería no tienen conocimientos financieros. De hecho, hay un alto porcentaje de personas que ganaron grandes sumas de dinero en la lotería, que en los años posteriores acabaron en la bancarrota.

Perdieron todo el dinero del premio e incluso su propio dinero.

Lo más inteligente cuando te toca un gran premio es intentar mantener los pies en el suelo y la cabeza muy fría.

Llevar una vida con muchos gastos y derrochando el dinero te puede llevar a la ruina y hay que llevar este tipo de cosas con cabeza.

No cambies tu estilo de vida de la noche a la mañana

A mucha gente, cuando le toca una millonada, le nace la vena consumista.

Te compras tu casita, tu coche deportivo, te vas de viaje a buenos hoteles y te metes unas buenas comilonas.

Puede parecer que tienes mucho dinero, pero ese dinero se puede acabar si gastas sin ningún tipo de control y tu cuenta cada vez tiene menos.

En el momento en el que dejas de pensar en cuánto cuestan las cosas, puedes caer en el derroche.

También es posible que, si empiezas a comportarte como un ricachón, a tu alrededor te empiecen a coger tirria. Al fin y al cabo, esto genera muchas envidias. Cuando la gente empiece a ver que aumenta tu nivel de vida, te empieza a ver con cochazos y viviendo bien, seguramente generes mucho recelo y esto te pueda traer muchos problemas.

En casos extremos, en el caso en que te toquen muchos millones de euros, es aconsejable tomar medidas drásticas. Lo que recomiendan los psicólogos es desaparecer e irte un nuevo lugar donde no te conozca nadie. Por lo general, tu nueva vida creará un impacto en el resto de personas bastante negativo, ya que te puede generar un entorno con situaciones muy tóxicas por culpa de tu dinero.

Como he dicho, es importante no perder la cabeza. Aunque aumentes tu nivel de vida, siempre sin caer en el derroche y teniendo claro que, mes a mes, tienes rendimientos generados con otras inversiones.

Por eso, insisto en la importancia de buscar un asesor financiero y legal que te ayude a crear riqueza a partir de tu propio dinero y evitar caer en la ruina.

4.  Ponte en manos de expertos financieros

Una vez tengas claro en qué banco vas a ingresar el premio, no olvides que le debes dinero a alguien.

Un 20% de tu premio pertenece a Hacienda. Así que tenlo en cuenta con la previsión de movimientos que quieras hacer.

A partir de ahí, es hora de empezar a plantearte cómo obtener rendimientos de tu dinero.

El dinero llama al dinero.

Y cuando tienes mucho dinero es muy fácil generar más dinero.

Utiliza la palanca del dinero

Así que, si no quieres que la bancarrota sea tu potencial enemigo número 1, es muy importante buscar maneras de generar rendimientos de tu capital.

Gracias a las inversiones, podrías obtener unos rendimientos que sirvan como mínimo para sustentar tu nivel de vida.

Lo óptimo sería invertir una parte de tu fortuna en inversiones inteligentes, que tengan retornos que superen con creces tus gastos.

¿En qué invertir?

Pues aquí ya todo depende de ti y de tu perfil de inversor.

Un asesor financiero te puede ayudar a conocerte mejor, entender con qué tipo de inversiones te puedes sentir más cómodo y en cuales obtener los mejores rendimientos.

La exposición al riesgo también es otro factor clave. A pesar de que te haya tocado una grandísima suma de dinero, puedes optar por tomar un perfil mucho más conservador. Ya que, con mucho dinero invertido, aun siendo poco el rendimiento, se pueden generar grandes rendimientos.

Inversiones existen muchas. Desde comprar obras de arte, porque el arte también es una inversión que se revaloriza con el paso del tiempo, hasta invertir en oro u otras materias primas, en Big Data, bonos del estado, energías renovables, etcétera.

También puedes ver otras opciones aquí.

Podrías vivir de tus inversiones si lo haces bien.

Sin embargo, no te dejes llevar por la euforia de ganar el premio y despedir a tu jefe de inmediato.

5.  No te precipites en dejar el trabajo

Puede ser una de las primeras cosas que te apetezca hacer cuando ganes la lotería.

Todo depende de cuánto dinero has ganado.

No es lo mismo ganar la Lotería del Niño, 200.000 €, que uno de los botes más grandes de Euromillones, más de 180 millones de euros.

En el primer caso, difícilmente podrás dejar tu trabajo. Aunque sea una gran cantidad de dinero, a día de hoy 200.000€ tendrías que invertirlos de manera muy agresiva y con mucho riesgo para poder sacar unos 30 o 40.000 € anuales.

Así que deja de hacerte ilusiones y sé consciente de ello.

No sabría decirte una cifra ya que cada persona es diferente y tiene unas necesidades. Habrá gente que para mantener un buen nivel de vida necesite ganar 750 € al mes, y otro puede que necesite 2.000 €.

Tómate un tiempo para reflexionar sobre tu situación personal. Piensa muy bien qué harás en tu futuro tras ganar tu premio de lotería.

Es hora de dejar de soñar

Al que nunca le toca es al que no juega.

Aun así, hay que tener los pies en el suelo y ser consciente de que las probabilidades de que te toque el Euromillón son ridículas.

Tan pequeñas que realmente tienes más probabilidades de que te caiga un asteroide en la cabeza a que te toque el Euromillón. Pero, aunque la probabilidad es muy pero que muy pequeña, la probabilidad está ahí. Y si algo se ha demostrado es que, aunque algo sea muy pero que muy improbable, puede que ocurra.

Cada español se gasta algo más de 60 € de media cada año en lotería de Navidad. Dadas las escasas probabilidades de ganar un gran premio… ¿no sería mejor ahorrar ese dinero o invertirlo en algo más rentable?

Es curioso, porque cuando hablas de invertir, la gente trata de asustarte porque puedes perder tu dinero. Cuando juegan a la lotería, todo el mundo fantasea con ganar el primer premio.

La opción que tiene mayor probabilidad causa miedo y la que tiene mínimas opciones, esperanza.

El mundo al revés…

Una vez oí a Sergio Fernández decir que las loterías son el impuesto de los pobres. Vas a tu administración de confianza a depositar tus 20 € a las arcas del Estado.

Si te soy sincero, cada vez lo veo más parecido a él.

¿Tú qué opinas?

Espero que te haya gustado mucho el artículo y te haya hecho soñar despierto un rato.

Si no te quieres perder ninguno de mis artículos, suscríbete en el cajetín que encontrarás un poco más abajo.

No te voy a enviar combinaciones ganadoras de la lotería. Pero, puede que sí te ayude a mejorar tus finanzas e incluso a ganar algo de dinero.

También puedes comentar o escribirme para cualquier cosa, incluso para compartir parte de tu premio conmigo 😉

ahorra-1000-euros

¿Quieres ahorrar sin dejar de divertirte?

Descarga la guía para descubrir ejemplos de gastos reales para ayudarte a ahorrar dinero.

Sobre el autor de este artículo

Mario Díez
Mario Díez
Soy un curioso empedernido al que le encanta aprender y compartir. Ahorrador desde pequeño e inversor autodidacta. Te ayudo mejorar tus finanzas personales compartiendo contigo todo lo que sé de forma atrevida y sin pelos en la lengua. Fácil, sencillo y para toda la familia. Puedes leer más sobre mi aquí.
Mario Díez
Mario Díez
Soy un curioso empedernido al que le encanta aprender y compartir. Ahorrador desde pequeño e inversor autodidacta. Te ayudo mejorar tus finanzas personales compartiendo contigo todo lo que sé de forma atrevida y sin pelos en la lengua. Fácil, sencillo y para toda la familia. Puedes leer más sobre mi aquí.

5 comentarios en “Los 5 imprescindibles si ganas la lotería”

  1. ¡Muy buen post Mario! En tu línea de realidad, dando caña y usando el humor como herramienta.

    Ese cierre de artículo me ha hecho que pensar, porque también escuché a Sergio Fernandez del de que «la lotería es el impuesto de los pobres». Tan real y crudo como la vida misma.

    Si dedicase la gente el tiempo que dedica a las redes sociales a educarse financieramente, y el dinero que se gasta en chorradas «vacías» a invertirlo correctamente, no tengo ninguna duda de que tendrían su particular lotería.

    Esperemos que más y más gente siga tus consejos.

    ¡Esperando al próximo post, crack!

    Un abrazaco

    • ¡Hola Carlos!

      No sé si lo de Sergio Fernández lo oímos en directo en el mismo evento. De todas maneras, lo comenta en muchas de sus ponencias y cada día estoy más de acuerdo.

      Ya no es solo el tema de la educación financiera. Si dedicásemos un poco de tiempo en entender lo que comemos, en escuchar nuestro cuerpo, en poner en orden nuestros problemas y bloqueos, nuestras finanzas, cuidar nuestras relaciones … y un largo etcétera, otro gallo cantaría.

      Al fin y al cabo, mis consejos son los de mucha gente.

      Es cuestión de tener un poquito de sentido común. Que por desgracia, suele ser el menos común de los sentidos.

      ¡Un abrazo!

  2. Per la prima volta quest’ anno ho comprato 2 biglietti della lotteria: uno per me e uno per un cugino. Ho trovato il tuo articolo fantastico e concordo con tutto… Purtroppo però non ho vinto niente!
    Tanti baci

    • ¡Eh la Madonna! Non me l’aspettavo il tuo commento.

      Ma, mi fa tanto piacere sapere che sei arrivata fino qua e pure scritto!

      Io avevo comprato un biglietto della lotteria di Natale, ma non ho vinto neanche io.

      ¡Un bacione Elisa!

  3. Hello Mario!

    Ya estoy por aquí de vuelta 😁

    Por cómo lo cuentas y todos esos detalles, parece que lo has vivido tu mismo y que te tocó el Gordo alguna vez 😂

    Suscribo totalmente la frase de que la lotería es el impuesto de los pobres. Yo la verdad que nunca compro decimos. Como dice el dicho «lo que fácil viene, fácil se va» .

    Un bratzo

    Loren

Deja un comentario

Antes de que te vayas ¿quieres un regalo?

Descarga la guía y descubre cómo ahorrar más de 1.000 € al año sin dejar de divertirte.

  • 100% libre de Spam, te lo prometo.