Tener dinero o ser pobre no tiene que depender del día que cobras tu sueldo

Todo es cuestión de empezar a poner orden en tus finanzas

No existen fórmulas mágicas ni remedios inmediatos. Si estás dispuesto a cambiar, a mejorar tus hábitos y a darte tiempo para ver resultados, adelante. Ponte cómodo.

Quieres disfrutar de la vida, ¿verdad?

Párate un segundo a pensar en el siguiente escenario:

Tu vida va de la oficina a casa y de casa a la oficina. Y así día tras día. Con unas buenas condiciones, consigues escapar del trabajo 30 días al año para irte de vacaciones. El resto del año lo pasas pensando en las siguientes, en que llegue el viernes o un puente mientras aguantas a un jefe incompetente y a unos compañeros lameculos haciendo un trabajo que no te satisface en absoluto. 

Aguantando el chaparrón y con un poco de suerte, trabajando unos 40 años, si no más, podrás jubilarte. Te ves con pasados 65 años y con los mejores años de tu vida a tus espaldas. Lo que te queda de vida lo tienes que pasar con una pensión, que en la mayoría de los casos apenas cubre tus necesidades.

¿Es esta la vida que quieres vivir o empiezas a hacer algo al respecto?

Imagina tu vida si...

  • Ahorras dinero de forma automática sin perder calidad de vida
  • Duermes a pierna suelta cada noche sin pensar que no llegas a fin de mes
  • Un día haces el viaje que siempre has deseado porque ahora sí puedes pagarlo
  • Pones a trabajar tu propio dinero y te conviertes en tu propio jefe
  • Logras tu colchón económico y te permites cambiar de trabajo
  • Le das la patada a tu jefe incompetente y te dedicas a tu proyecto personal
  • Consigues tu libertad financiera y te jubilas antes de los 65

¡Hola!
Soy Mario y soy ahorrador e inversor. Me dedico a hacer cambiar la relación con el dinero que tiene gente como tú, para que a fin de mes tengas aún dinero.

Soy un chico normal, sin 30 másters financieros ni formaciones con los mejores mentores del mundo… pero soy un inquieto autodidacta que dedica mucho tiempo a aprender como funciona el dinero y a mejorar en la vida. Y esto es lo que voy a compartir contigo.

Y seguramente pienses: “Ya Mario, pero es que ahorrar no es fácil, y menos invertir”

Las cosas fáciles no valen la pena y son las difíciles las que llegan con una gran recompensa.

Esto lo conseguirás si...

Cambias el chip respecto al dinero y empiezas a darle la importancia que tiene.

Fijas objetivos financieros realistas que seas capaz de conseguir.

Entiendes, aprendes y aceptas que, para ver resultados, necesitas tiempo.

Puedes seguirme también en...

"El problema no es el dinero, sino el mal uso que le das"